El Inicio

Source: El Inicio

Advertisements

El Inicio

Por fin me he animado a escribir un blog. Después de ser diagnosticada con Cancer de Mama, les quiero contar mi experiencia a través de este sitio.

Cuando mi Doctora familiar me da los resultados el 2 de Julio de este año, yo no lo podia creer, nunca crees que te vaya a pasar a ti. Pero a mi me toco, en seguida se me vino a la mente mi Madre, mi novio y mi perro (Buddy) lo primero que pensé fue en como les diría, no quería preocupar. La Doctora me paso un pañuelo desechable y me pregunto como estaba, yo le repetí como 10 veces “estoy bien” “estoy bien” creo que mi inconsciente quería que yo siempre estuviera bien. Acto seguido le pregunte “Entonces que sigue”? me explico desde la Mastectomía hasta el tratamiento, me refirió a los especialistas y yo seguía sin creerlo, incluso le pedi una copia de los resultados, cuando salió a imprimir los resultados yo me quede sola en el consultorio, entonces fue ahi que use el “kleneex” que me dio, empece a llorar cuando pensaba en como decirle a mi familia, en la angustia de mi madre pues ella vive en Mexico y yo en Canada.

Cuando regresa la Dra. al consultorio y me ve me puso una cara de empatía, y yo deje de llorar, al final me dice “tienes otra pregunta”, yo le contesto; “si, como le dire a mi madre” y otra vez empece a llorar ella me abraza y me recomendó que cuando me sintiera lista para contarlo lo tendría que hacer pero que no lo tenia que ocultar y menos a las personas que quiero, pues una parte importante para los enfermos en la recuperación es la familia y los amigos. También le dijo que no podia viajar, que tenia que estar pendiente a las llamadas de los Oncólogos, etc. y que hiciera mi vida normal que no parara nada de las actividades diarias.

Al salir del consultorio seguía llorando y al pasar por la sala de espera, que estaba llena de pacientes, los cuales se me quedaron viendo con cara empatía al igual que mi Dra. Cuando salí de la clínica y lei y lei la copia de los resultados que me había dado la Dra. ya sin llorar pensé en que estar triste no era una opción, así que decidí tomarlo con calma y seguir con mi vida normal que ya esperaría mas información de los especialistas. Le  llame a mi novio para contarle, pues ya tenia que sacar eso de mi ronco pecho, le conté a mis amigas pero a mi madre no, a ella no, pues no  estaba lista para decirle.

Yo siempre he dicho que cuando cuentas tus penas, las dejas ir. Decidí contarle a un selecto número de personas las cuales todas, todas me dieron una retroalimentación increíble. Siempre he dicho que le conté a las personas correctas. Entre ellas la madre de una amiga quien me llamo cuando se entero y entré todas las cosas que me dijo fue “Le tienes que decir a tu Mamá, pues las madres estamos hechas para esto y mas, Y ella se merece saber” Así fue como me anime a contarle a mi madre. El día que le dije ya había tenido mi primer cita con la Oncóloga,ya tenia mas información y una idea mas clara de lo que iba a pasar conmigo. Me cerciore de que mi hermana a la cual llame antes para contarle y ella me ayudara a que mis hermanos estuvieran juntos en casa de mi Madre para que yo le diera la noticia. Como era de esperarse mi mama se preocupo pero yo mas calmada (ya habían pasado varios días desde el día del diagnostico) trate de mantener todo bajo control y con calma. pero una madre es una madre siempre se van a preocupar. Lo mas increíble es que después de platicar con mi familia, sentí que me había quitado un peso de encima, me sentía mas ligera y mas liviana para lo que seguía.